Una escena del espectáculo antológico que Corsario ofreció el lunes por la noche en el Festival de Olmedo.
Una escena del espectáculo antológico que Corsario ofreció el lunes por la noche en el Festival de Olmedo. :: Fran Jiménez

Festival de Olmedo

El expresionismo, según Urdiales

20/07/2011 - 00:15
PATRICIA GONZÁLEZ
Fresqui
Meneame

El investigador teatral Sergio Adillo compara el trabajo del director de Corsario con el estilo del cine alemán de los años 20 y 30.

 

Los personajes de Segismundo y Rosaura de 'La vida es sueño' del fallecido director teatral Fernando Urdiales son «un claro reflejo del cine expresionista alemán de la década de los años 20 y 30», según aseguró el actor e investigador del CSIC, Sergio Adillo Rufo, quien a primera hora de la mañana de ayer desgranó las principales características de los espectáculos basados en textos de Calderón que dirigió el vallisoletano para la compañía Teatro Corsario.

Además de Adillo Rufo -quien llevó el peso fundamental de la conferencia debido a que 'La vida es sueño' ha sido una de las obras teatrales más representadas por las diferentes compañías teatrales especializadas en clásicos del panorama nacional- Almudena García, Jesús Peña y Mercedes de los Reyes también dieron su visión particular sobre las adaptaciones y versiones que Urdiales hizo sobre los clásicos de Calderón como la comedia mitológica 'El mayor hechizo amor', basada en el texto 'El mayor encanto amor' y el drama histórico 'Amar después de la muerte'.

'El Gabinete del Doctor Caligari' (1919), de Robert Wiene;  'Nosferatu' (1922) de F.W. Murnau; o 'Metrópolis' (1926), de Fritz Lang, constituyen los principales exponentes del expresionismo cinematográfico alemán, cuya principal  característica consistía en hacer énfasis en lo subjetivo. La visión interna como la cotidianidad urbana, el colapso de la civilización o los contenidos político revolucionarios son solo algunos de los rasgos principales de estas cintas.

En el caso de Fernando Urdiales, según Adillo Rufo, el director trabajó mucho con ese referente estético del expresionismo del cine alemán del los años 20 y 30 para «acercarse al espíritu de desengaño, a la angustia asistencial y a la violencia que existe por ejemplo en 'La vida es sueño', de Calderón».

El investigador, que está realizando su tesis doctoral sobre la apuesta centrada en escenas contemporáneas del teatro clásico español, aseguró que «muchas compañías abordan los clásicos de una forma más realista y psicológica y  Fernando Urdiales en sus montajes buscaba la teatralidad, un gesto grande, un maquillaje poco realista y formas que alejaran al teatro de la vida cotidiana».  Según Adillo Rufo el director teatral siempre trabajó una estilización muy grande en los personajes y en su escena que recuerda al cine mudo.  


Continuidad


Para Adillo Rufo el futuro de la compañía Teatro Corsario es positivo ya que «la compañía sigue girando con varios espectáculos y sigue teniendo en cartel 'Pasión', obra que estrenaron hace mucho tiempo pero que sigue funcionando por lo que yo creo que la compañía tiene un gran futuro, ya que su trayectoria es muy sólida».
Sergio Adillo recordó entre otras cosas que «Corsario es básicamente la compañía privada más longeva y la que lleva trabajando más tiempo en el montaje de textos clásicos, con lo cual son los que han realizado una labor más intensa de todas las existentes».

En cuanto a la forma que Fernando Urdiales tenía a la hora de concebir una obra Adillo Rufo destacó el trabajo de la teatralidad ya que, «a lo largo de su trayectoria, Urdiales primero empezó buscando su línea en el teatro contemporáneo y de vanguardia y al final se dio cuenta que esa teatralidad y esa modernidad la podía encontrar en un grado mayor en el teatro clásico español y sobre todo en Calderón».

Publicidad



Publicidad

Canal UVA